Header Ads

Little Miss Sunshine, no conocerás familia más rara que los Hoover [Cine]

Es de agradecer cuando ves una película que enamora se mira por donde se mire: sea la parte más humana de ella, que viene dada por unos personajes de lo más emotivos, acompañada por una trama argumental de lo más sugerente o por su parte técnica, cargada de planos inolvidables y cantidad de escenas a todo color. Por suerte para mi he tenido la ocasión de volver a encontrar una de estas joyas, así que vamos allá.

¿De qué va?

Gracias a un golpe de suerte Olive Hoover (Abigail Breslin) y su familia tendrán que hacer un viaje a California, para que la jovencita de la familia se presente a un concurso de bellezas infantil con el nombre de "Little Miss Sunshine". Pero no todo parece tan fácil como se explica, la familia de Olive es muy peculiar: su padre es un fracasado que aspira a triunfador, su tío acaba de fallar en un intento de suicidio, su madre no soporta ver como su familia se va al garete, su abuelo esnifa heroína y su hermano ha hecho voto de silencio.

La crítica

Iniciada con esa perfecta melodía de Michael Danna "The Winner Is" que nos acompaña a lo largo de toda la cinta, el film nos muestra a  una familia desastrosa, llena de fracasados, dejándonos totalmente abiertos a cualquier posibilidad.

'Little Miss Sunshine' no es la típica película infantil americana o familiar, llena de topicazos al más puro estilo estadounidense. La cinta relata una historia de lo más emotiva sobre el viaje de una familia hacia un concurso de belleza infantil, donde podrán compartir más tiempo juntos y conocerse mucho mejor, ya que la familia se muestra como una panda de desconocidos, tan solo comparten un techo donde vivir, nada más.

En general se nos presenta como una cinta dramática, mostrándonos las imperfecciones de la familia Hoover. Lo curioso es donde se desarrolla toda la trama, que no es más que el sueño  de Olive: poder participar y ganar ese concurso de belleza para niñas, con lo cual aquello que se vende como drama, acaba teniendo pequeñas pinceladas de humor, en parte por esa esencia infantil e inocente que desprende la verdadera protagonista del filme.

Es gracias a ese atractivo que la película gusta tanto, gracias a los personajes y a las situaciones que generan, todos son igual de importantes. Empezando por la pequeña Olive, una niña de siete años que tiene un sueño y que no piensa en lo que los demás opinen de ella: es así y punto.

A su padre no le acaba de gustar eso, él es un ganador y no un fracaso. Greg Kinnear, quien da vida al personaje de Richard Hoover, el padre de familia, persigue a toda costa el sueño americano, a través de una filosofía que él mismo ha creado y sigue a rajatabla: los nueve pasos hacia la victoria. Esto le hará perder la cabeza en muchas ocasiones, ya que todo lo acaba relacionando con esa idea que tiene sobre los campeones, pero en el fondo él cree que es un fracasado y se esconde bajo dicha idea. Kinnear está esplendido, me gustaba como homosexual en 'As Good as it Gets' y aquí ha seguido en su línea (dejando esa homosexualidad de lado).

Como contra, su padre es totalmente diferente. El abuelo de Olive, Edwin Hoover es alguien que sabe que es la vida y no se anda con chiquitas. Dará un toque de humor a la obra desde la vejez gracias a ese perfil de "viejo verde". Lo mejor del personaje es cuando deja de lado el ser gruñón o un pervertido y hace de apoyo moral en todos, tanto con su nieta como a su hijo, es viejo pero por encima de todo es padre y abuelo. Alan Arkin deja a lo más alto al personaje de Edwin, ganó un Oscar por ello y bien merecido.

El abuelo no es el único apoyo moral de Olive, también esta su madre Sheryl (Toni Collete) quién quizás es la más sensata de toda la familia, pero se ve a leguas que no puede conseguir que su familia sea normal aunque sea por un día, simplemente es una madre y hace lo que puede.

Una de las cargas de Sheryl es su hermano Frank, un hombre que acaba de fracasar en un intento de suicidio por temas amorosos con un hombre (sí, es homosexual). En mi opinión es el personaje con más cabeza pese a contradecirse con lo anterior y eso le da muchísimo juego a Steve Carrell, quién me dejó atónito con su interpretación. Fascinante personaje y actor fantástico.

Finalmente, el último miembro de la familia es el hermano mayor de Olive, Dwayne. Dwayne persigue otro sueño: ser piloto de aviones del ejército. Por ello lleva nueve meses en voto de silencio hasta que su madre le tome en serio y le de permiso, ya que Richard no es su padre. Se presenta como alguien solitario que odia a todo el mundo. Paul Dano (a quién últimamente veo mucho en el cine) es el encargado de caracterizar a este complejo personaje y no lo hace nada mal.

Un dato curioso de la caracterización de la familia al completo es su vestuario, ya que muestra que tipo de persona son. El abuelo viste algo más rockero, con ese chaleco de cuero, reflejando su rebeldía. Olive viste colorida y con gafas inmensas, remarcando lo que ya he dicho, que no le importa lo que los demás digan. Dwayne es alguien solitario y se ve con ese peinado tan negro que le tapa los ojos, su tío sin embargo es alguien abierto y por eso lo visten de blanco. Finalmente los cabeza de familia son vestidos de una manera más normal, reflejando que se dejan llevar por su familia, pero los calcetines y shorts de Richard le delatan y por lo tanto nuevamente se ve que clase de persona es.

Gracias a estos seis personajes, se dan lugar a muchísimas escenas que son para enmarcar. Muchos recordaréis la primera escena para poder subir a la camioneta, quizás es la que más muestra la unión de la familia hacia California. Pero para cambiar un poco, he subido la escena del helado, una escena que capta la esencia de la película a más no poder. El padre de Olive le come la cabeza diciéndole que el helado engorda, el resto de la familia apoya a Olive en una acción de lo más bonita.

Después de haber soltado todo el rollo sobre los personajes, aún me queda más por decir: ese no es el único atractivo de la película. Para que quede claro, decir que esta cinta es puro arte es quedarse corto. Entre la música, la cantidad de planos perfectos que hay y lo colorida que es la cinta, entra sola por los ojos. Me quedo con cierta escena donde Dwayne sale de la furgoneta furioso, tiene todo lo que se pueda desear: sentimiento y arte visual.

Creo que se nota que me encantó esta cinta, hacia meses que no encontraba algo de este calibre: bonito para la vista y emocionante para el corazón. Si no la has visto deberías hacerlo, te cautivará de principio a fin. Y ahora sí que puedo decirlo: ¡que a gusto me he quedado!

Información de más
  • En 2007 ganó 2 Oscars: uno a mejor guión original y el otro a mejor actor de reparto a Alan Arkin. También obtuvo dos nominaciones más.
  • Bill Murray fue la primera opción para el papel de Frank. Robin Williams fue la segunda.
  • Se utilizaron 5 furgonetas Volkswagen modelo Type 2s amarillas durante el rodaje.
  • Paul Dano tenía 22 años cuando se rodó la cinta, sin embargo Dwayne tan solo tiene 15.
Nota final: 10

2 comentarios:

  1. Es brillante, me alegro de que te haya gustado. Los personajes a cada cual más peculiar pero no menos entrañable.
    Haber si la vuelvo a ver pronto.
    Saludos!

    ResponderEliminar