Blogger templates

14 de abril de 2016

AKU NO HANA (LAS FLORES DEL MAL), una jodida locura [Manga]

¿Manga? ¿Aquí criticáis eso? ¡Claro que sí! Pero a veces se me olvida que se leer y claro, tiro de animes por perrería (aunque luego lea el sub, la cuestión es ir a lo fácil). Hoy traigo un manga de esos que nos hace pensar cuando lo terminamos, no por su difícil comprensión, si no por lo que hemos leído.

¿De qué va?

Takao Kasuga es un chaval de secundaria que está locamente enamorado de Nanako Saeki, una compañera de clase. Un día, Takao encuentra las ropas de gimnasia de su amor platónico y las roba. Lo que Takao ignora es que Sawa Nakamura ha visto lo ocurrido y no dudará en chantajearle de la peor forma.

La crítica

Uno empieza leyéndose 'Aku no Hana' y cuando termina, aún no sabe que narices ha leído. No es que se trate de una historia difícil comprensión, no es un manga escrito por David Lynch ni nada parecido, pero la historia tiene mucha miga y sus personajes hacen que te vuelques por completo en ella, por mucha locura desatada que haya.

El manga de Shūzō Oshimi está ambientado en un colegio de secundaria y trata sobre la evolución de tres de sus personajes a su madurez. La particularidad en este caso es que la madurez es llevada al extremo, debido a los impulsos que siente Takao por Saeki y la manipulación de Sawa hacía Takao.

Y así es como florece 'Aku no Hana', una historia que es llevada al extremo por culpa de las inseguridades de sus personajes en su vida amorosa. Todos hemos sido adolescentes y sabemos que hay días mejores y días peores en cuanto al amor se refiere, pero Shūzō Oshimi hace pasar a sus personajes por un infierno.

Hablamos de un manga dramático, a la par que psicológico y, finalmente, de un romance. Quizás no sea la historia de amor típica y no esté definida como tal, pero nadie puede negar que el amor está en el aire y que, básicamente, sin él el manga no tiene cabida.


Haciendo una comparativa rápida, 'Aku no Hana' tiene el estilo de 'Oyasumi Pun Pun', aunque mucho menos dramático. Es más que nada la esencia, esa esencia de leer algo que podría ser un "slice of life" llevado a la exageración más pura.

Para poder entender mejor de que hablo, es necesario entender a todos los personajes involucrado en el asunto. Por un lado, el auténtico protagonista, Takao Kasuga, es un chaval diferente del resto (o eso cree él). Se cierra en su mundo leyendo libros de gran complejidad (como por ejemplo 'Las flores del mal' de Baudelaire) y se obsesiona con su amor platónico, la chica ejemplar de clase, Nanako Saeki. No obstante, es alguien de mentalidad débil, incapaz de hacer nada por si mismo.

Por su parte, Nanako es una chica que a primera vista parece superficial y da la sensación de que no vaya a tener peso en la obra, pero no es así. Nanako es una chica que se ha visto sometida a las exigencias de su madre y apenas ha disfrutado de su niñez. Finalmente, Sawa Nakamura, es una chica marginada (o automarginada, depende de como se mire), que no quiere relacionarse con nadie porque piensa que todos son basura y que aprovecha la mínima oportunidad para generar caos.

Entonces llega el embrollo: Takao roba la ropa de gimnasia de Nanako y Sawa lo ve. A partir de aquí, esta última lo amenazará y se aprovechará de él para hacer todo tipo de cosas de lo más raras. Para Sawa, Takao es un pervertido y quiere sacar ese lado.

Con lo cual, estamos ante un manga extremadamente psicológico que pretende transmitir los miedos y preocupaciones de sus protagonistas, en especial los de Takao. Pero lo que al principio era un problemilla, va a más y más, arrastrando a los personajes a un pozo sin fondo que alcanza la perturbación ¿Esto es lo que hacen los adolescentes realmente?. Por ello todo se lleva al extremo, porque algo que parecía una nimiedad termina por extenderse.

Argumentalmente, 'Aku no Hana' es una maravilla. Al comienzo dudas de lo que puede llegar a ser y alucinas con el camino que va cogiendo, pero con el entuerto que se lía tan solo pides leer más y más. El mangaca, Shūzō Oshimi, engancha al lector al comienzo y le muestra como de retorcida puede ser la mente de un adolescente, así como lo débiles que son, puesto que cualquiera puede hacer contigo lo que se le antoje si no eres fuerte.
Pero no tan solo alabo el trabajo de Oshimi en su argumento por tan poco. Lo mejor de todo es que el manga tiene una parada en su momento cúspide y un reinicio. Es difícil hablar de ello sin spoilear, pero lo que hace es jugar a su antojo con el argumento, sin hacer perder el ritmo del lector, por supuesto. 

En el aspecto más técnico, tal vez al comienzo nos resulte extraño la manera de dibujar de Oshimi, de hecho la encontré algo vulgar y falta de definición. Pero a medida que avanzan los capítulos, el dibujo es más definido y gana mayor calidad, aunque realmente se mantiene dentro de la media y tampoco sorprende demasiado. Tal vez un dibujo más siniestro para las escenas más duras, remarcando el horror que viven los personajes, hubiese sido más acertado, pero no se puede quejar uno.

Cuando terminas algo y éste deja un vacío en ti, se nota que has leído o visto algo bueno. 'Aku no Hana' no es un manga que digas al momento "joder, que pasada" pero te darás cuenta, al terminarlo, que has leído una historia diferente y muy buena.

Información de más
  • Existe una adaptación del manga a anime de 12 capítulos.
  • El título de la obra significa "las flores del mal" en referéncia al libro preferido de Takao, 'Les fleurs du mal' de Baudelaire.
  • El manga empezó su serialización (de forma mensual) el 9 de septiembre de 2009 en la revista Bessatsu Shōnen Magazine, de la editorial Kodansha, y finalizó el 9 de mayo de 2014 contando con once volúmenes recopilatorios (tankōbon).
Edición
  • Editorial: Norma Editorial
  • Formato: Libro rústica, blanco y negro, 208 págs. 
  • Precio: 8€ el tomo (colección de 11 tomos)

Nota final: 9

13 de abril de 2016

El encanto de EL LIBRO DE LA SELVA [Especiales]

Cuando abordamos una película basada en un libro siempre acabamos discutiendo si el resultado final es fiel o no al original literario. Por lo general, lo que el lector desea es ver una adaptación en imágenes que resulte lo más fiel posible a lo leído, aunque el resultado final siempre esté supeditado a la visión del director de la película que puede decidir hacer una versión muy fiel o por el contrario utilizar sólo la idea principal del libro para hacerla transitar por caminos diferentes.

El caso de 'El Libro de la Selva' es de estos últimos. La lectura del original de Kipling  y la visión posterior del film animado no pueden ser, por fortuna, más diferentes. Y decimos que por fortuna porque de no haber sido así nos hubiésemos perdido la que es sin duda una de las obras maestras del cine de animación.
Mientras que el libro es sombrío y oscuro la película es todo lo contrario, y que sea así no es casual. El culpable de esta visión alegre y optimista fue el propio Walt Disney que tomó las riendas de un proyecto que inicialmente le había encomendado a Bill Peet, uno de sus colaboradores más fieles. La visión de Peet era mucho más fiel al libro y cuando Disney, que en esos momentos estaba más enfrascado en la construcción de sus parques temáticos que no en la producción de largometrajes vio el enfoque oscuro que le estaba dando a la producción paralizó el proyecto.

Después de que ambos discutiesen por el tono del film, Bill Peet fue apartado del proyecto y Disney tomó las riendas del mismo. Lo que quería era un film divertido y alegre que atrajera al público pero sobretodo que tuviese unos personajes carismáticos. 



Se eliminaron las partes más sórdidas del libro para darle al proyecto el aire alegre que se buscaba y en cuanto a los personajes, que obviamente ya estaban en el original de Kipling, Disney se quedó sólo con algunos, transformando la personalidad de muchos de ellos a su conveniencia (el cambio más significativo fue el de Baloo, que pasó de ser un oso viejo y sabio a un vitalista bonachón y marchoso). 

Eso se consiguió gracias al tremendo talento de los animadores que trabajaban en la compañía en ese momento, algunos de ellos integrantes de los legendarios 'Nine Old Men' (Eric Larson, Les Clark, Ward Kimball, Ollie Johnston, Frank Thomas, Wolfgang Reitherman, Marc Davis, John Lounsbery y Milt Kahl), considerados como los padres de la animación moderna. 



Bajo la batuta de Wolfgang Reitherman, fue Milt Kahn, considerado por muchos como el mejor animador que tuvo jamás Disney en plantilla, el que se encargó de crear el aspecto visual de cada personaje para posteriormente pasarlo al resto de animadores. 
El tema principal de la película es la amistad, sobretodo la que mantienen Baloo y Mowgli, y está perfectamente reflejada en pantalla gracias al trabajo de Frank Thomas y Ollie Johnston, que se encargaron de animar todas sus escenas. Los dos animadores, que se conocían desde los 19 años cuando ambos empezaron a trabajar para Disney habían forjado una gran amistad que quedó patente a la hora de interpretar la peculiar relación entre el oso y el pequeño huérfano humano, una de las claves del éxito de la película. 



Otro gran acierto fue de la elección de los actores encargados de poner voz a todos y cada uno de los personajes. 'El Libro de la Selva' tiene uno de los casts más perfectos que existen en una película de animación, ejemplo de simbiosis y retroalimentación perfecta entre actor y dibujo. En algunos casos se utilizaron rasgos físicos del actor para definir el aspecto visual del personajes (el mentón prominente del tigre Shere Khan es claramente el de George Sanders). En otros se adaptó el dibujo totalmente a la forma de ser del intérprete, siendo los dos casos más evidentes los de Baloo, un personaje al que los animadores no acababan de encontrarle el tono adecuado hasta que Phil Harris empezó a recitar los diálogos tal y como él mismo los hubiese dicho en su vida normal, dotando al personaje de ese espíritu tan particular y reconocible; o el del Rey Louie, en el que es imposible no reconocer a Louie Prima bajo sus movimientos.



Y si en versión original decimos que las voces son perfectas lo mismo podemos decir de su versión doblada. El característico doblaje realizado en México que traían cada una de las películas animadas que se estrenaban entre nosotros era generalmente excelente, gracias a la labor de Edmundo Santos, destacado director y actor de doblaje mexicano y responsable de las adaptaciones y posterior doblaje de las películas de Disney y que en 'El Libro de la Selva' consiguió también uno de sus mejores trabajos.



Además de unas voces muy similares a los originales consiguió que la versión castellana tuviese la misma personalidad que la VO (en algunos momentos es incluso superior) introduciendo cambios significativos pero muy acertados. En VO, los buitres que ayudaban en la parte final del film a Mowgli tenian el aspecto de los Beatles (en un principio iban a ser los encargados de ponerles voz) y sus acentos eran de Liverpool pero en la versión dirigida por Edmundo Santos los cuatro buitres británicos se transformaron en un buitre argentino, otro con el acento mexicano más acentuado, un tercero con una peculiar forma de hablar más propia de los barrios bajos que de la selva y el último y seguramente el más recordado, un buitre andaluz gracias al inolvidable trabajo de Florencio Castelló, actor sevillano emigrado a México que se hizo muy popular doblando al gato Jinxs de 'Pixie & Dixie'.



El toque final y otra de las claves del éxito de 'El Libro de la Selva' fueron su música y sus canciones. Compuestas por los hermanos Robert B. Sherman y Richard M. Sherman consiguieron algo que parece muy sencillo pero que es uno de los principales problemas del cine musical, que las canciones no detuvieran la acción del film sino que la hicieran avanzar. 



Cuando pensamos en las canciones de 'El Libro de la Selva' a todos nos viene a la mente 'The Bare Necessities' o 'Busca lo más vital' en su versión en castellano pero curiosamente fue la única que no escribieron los hermanos Sherman. Su autor fue Terry Gilkynson, el primer compositor al que se le encargó el trabajo pero sus temas fueron desestimados por no ser suficientemente divertidos. Disney quería eliminar todas las canciones de Gilkynson pero el resto del equipo le hizo ver que 'The Bare Necessities' tenía que estar en la película, a lo que finalmente accedió. La canción se convirtió en un gran éxito y en el emblema del film e incluso estuvo nominada al Oscar a la mejor canción.

Cuando se estrenó el film fue todo un éxito pero pocos saben que el proyecto estuvo a punto de desmoronarse cuando estaba prácticamente terminado debido a la muerte de Walt Disney. La mayor parte de los animadores creyeron que con la muerte de Disney terminaba también su manera de hacer películas animadas. Nada más lejos de la realidad puesto que sucedió todo lo contrario. Con su muerte, esa manera de hacer cine arraigó todavía más todavía en el trabajo de todos sus colaboradores y en todos los largometrajes posteriores uno puede reconocer fácilmente el sello personal de Disney.



'El Libro de la Selva' fue la última película supervisada personalmente por Walt Disney y centrándonos únicamente en las películas que produjo mientras vivió podemos considerarla el final perfecto a su carrera ya que condensa todos los valores por los que Disney era conocido. Si hay una película con verdadero encanto dentro del universo Disney esa es sin duda 'El Libro de la Selva'. Probablemente, y analizando únicamente los aspectos técnicos, no sea de las películas más brillantes que han salido de sus estudios pero eso no es problema para una película que rebosa vitalidad por los cuatro costados.




12 de abril de 2016

Krampus, un intento fallido de película ochentera [Cine]

Cuando uno intenta entender que narices hace Hollywood para llevar a cabo depende de que películas, suele morir por un estallido craneal ante semejante cuestión. A veces, no obstante, se presentan buenas ideas y muy originales, pero muchas de esas veces, para nuestra desgracia, esas ideas pierden el rumbo y se precipitan al fracaso tan rápido que apenas nos damos cuenta. 


¿De qué va?

Max (Emjay Anthony) es un chaval que adora la Navidad, pero el caos que reina en su familia acaba con sus ilusiones y termina por no desearla. Lo que Max no sabe es que su deseo terminará por llamar a Krampus, una criatura que castiga a los niños malos en Navidad.

La crítica

"Hartos" de películas moñas de si la Navidad es la repera, todo es felicidad y viva el espiritu navideño, 'Krampus' se presenta como una película dispuesta a romper con todo eso. No hablamos de algo como 'El Grinch', puesto que se ve a raudales que el auténtico transfondo de la cinta del hombre verde tiene corazón. 'Krampus' no es así.
A grandes retazos, 'Krampus' vendría a ser  algo así como una mezcla entre lo que supone la madurez navideña y la aclamada cinta 'Gremlins'. Su protagonista es un chaval de una familia que se ha ido distanciando y la Navidad no es lo mismo para ellos. Con lo cual el pobre crío  termina por rechazar la Navidad y dejar de creer. Entonces pasa lo típico, al rechazar la Navidad, el crío invoca, sin querer, al espíritu de Krampus, que viene a ser un Santa Claus endemoniado que acabará con aquellos que han destruido sus sueños navideños.

Dicho esto dudo que no os pique, ni que sea un poco, el argumento de la cinta. La manera en que se presenta una película navideña sin tener que presionarla hasta el punto de "seamos felices si o si" y romper con el esquema típico es atractivo. Si metes a una especia de monstruo/bicho como lo es Krampus, con su ejercito de malechores, la cosa cada vez pinta mejor. Pero (y siempre hay un pero), Michael Dougherty (director) no sabe llevar a buen puerto esta idea.

Si algo le falta a 'Krampus' es fluidez argumental, no puedes pasarte más de la mitad del metraje presentando el desastroso esquema familiar que hay, eso se hace en nada y menos. Pero no, Dougherty prefiere martillear sin cesar, una y otra vez, que la familia no es lo que era y que la Navidad va a ser una auténtica basura.

La cinta no se define: ¿Qué estamos viendo? ¿Es cine de terror, cine familiar, cine de suspense? 'Krampus' es una mala quimera que no ha sabido definirse y por ello pierde el rumbo. Si se trata de una cinta de terror que la hagan como tal, si se trata de algo familiar, que no se pasen al terror ¿soy el único que ve que no tiene sentido?

A esto le siguen personajes detestables a más no poder e incongruencias que solo harán que te plantees qué has hecho tú para merecer eso. A ver, la abuela del chaval. Sabe hablar el mismo idioma y se pasa la cinta hablando en su lengua natal, aunque sabe que no la van a entender más que su hijo y su nieto. ¿Qué pretenden? ¿Crear un ambiente de misterio? Lo único que conseguirán es caldear el ambiente y no el de la cinta precisamente. Es que al final te pone de los nervios y no le ves el sentido. Si me cruzase ahora a esa abuela iría directo a pedirle explicaciones, "¡QUE NO ERES MISTERIOSA LECHES!".
Aunque hablo de la abuela, ni un solo personaje de la cinta merece la pena ser nombrado por su carisma o virtudes, no hay por donde cogerlos. Por muchísimos motivos: por meter a personajes totalmente tópicos del cine americano y, una vez más, por insistir en ese esquema de "mala familia" que parece ser que estaba subrayado en el guión una infinidad de veces, porque si no no lo entiendo.

Y de las pocas cosas buenas que tiene la cinta, una de ellas, como ya he dicho, es su originalidad. Que la sacan a relucir a escasos minutos de terminar el metraje y oye, se disfruta muchísimo esa parte. El ejército de Krampus es genial, todos los "bichejos" que aparecen son geniales: inducen terror y asco al mismo tiempo que sorpresa. Esta parte en especial recordó gratamente la famosa 'Gremlins' y, si todo el metraje hubiese sido de este modo, el resultado final no sería, para nada, el que fue.

También quiero hacer un inciso para hablar de otro de los elementos positivos de la cinta, una escena de animación en la que se explica quien es Krampus y cual es su origen. Esta escena en concreto, llega en buen momento, debido a que la animación que se emplea da vitalidad a la obra y se encarrila (aunque sea por poco) de buena manera.
Así que solo me queda decir que no recomiendo 'Krampus'. Es una cinta que se pierde y de la que tan solo puedo destacar la originalidad inicial y final que emana, puesto que el resto lo puedo olvidar tranquilamente.
 
Información de más

  • La película iba a estrenarse originalmente el 25 de noviembre pero fue movida al 4 de diciembre para hacerla coincidir con el Krampusnacht, una festividad tradicional austriaca que celebra la llegada de Krampus para castigar a los niños malos.
  • El diseño final de Krampus fue escogido de varias postales e ilustraciones de la criatura  través del tiempo.
Nota final: 5

11 de abril de 2016

Las mejores películas de los 80, ¿te apuntas? [Especiales]

¿Qué nos trajeron los 80? ¡DE TODO! Empezando por el cine de aventuras como 'Indiana Jones' o 'Los Goonies', siguiendo por la ciencia ficción con 'Star Wars', 'Regreso al futuro' o 'Terminator'. Nos llevó a viajar hacia tierras fantásticas con 'La historia interminable', 'Dentro del laberinto' o 'La princesa prometida' y nos acojonó con obras como 'El resplandor', 'Al final de la escalera', 'Pesadilla en Elm Street' o 'Viernes 13'.

La cuestión es que los 80 fueron la pera limonera y es por eso que queremos que TÚ decidas que películas de los ochenta son las mejores. ¿Cómo? Con una recopilación en la que TÚ tienes la última palabra. ¿Quieres saber como haremos eso? Tan solo sigue leyendo.

¿Cómo participar? 

Sencillo, vamos a limitar las votaciones a las redes sociales en Facebook y Twitter. Para participar tenéis que seguir estos pasos:

Twitter:

  • Twittear con una mención a nuestra página @ahoracriticoyo + #Critico80 + tus tres preferidas. Ejemplo:
#Critico80 @ahoracriticoyo #BTTF #StarWarsEpV #ElResplandor

Normas twitter:
  • Debes seguirnos.
  • Seguir las indicaciones superiores.
  • No votar dos veces.
Facebook:
  • Responder en uno de nuestros post con vuestras tres películas preferidas de los 80.
Normas facebook:
  • Darle a MG a nuestra página de facebook.
  • No votar dos veces.
NOTA: El incumplimiento de las normas erradicará en invalidar el voto.

¿Cómo contabilizaremos vuestros votos?

Por cada película que votes, sumaremos un punto a dicho titulo. Por ejemplo, en el caso anterior un usuario votaba 'Regreso al futuro', 'Star Wars: Episodio V' y 'El Resplandor', con lo cual se le sumaría un punto a cada título. 

De este modo, nos aseguramos que las mejores películas sean las más votadas.

Finalización de los votos

Hemos creído que lo mejor no es poner una fecha límite, si no más bien que cuando veamos que la actividad decae, daremos por finalizada la campaña para recaptar las mejores películas de los 80.

Una vez finalizado, se creará un post con todas las más votadas, estadísticas varias y de más.

Finalmente, el equipo hará una valoración de las películas y hará su propio listado, así daremos por finalizada la campaña de las mejores películas de los 80.

Para concluir este post, os dejamos los enlaces de nuestras críticas de los 80:

1980   1981   1983   1985   1986   1987   1988   1989


31 de marzo de 2016

Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia [Cine]

Enfrentar en la pantalla a Batman y Superman, probablemente los dos superhéroes más conocidos de la historia, era un proyecto demasiado goloso para dejarlo escapar pero al mismo tiempo un caramelo envenenado, porque meter la pata supondría recibir toneladas de ira por parte de todos los fans (y si no que se lo digan a los que perpetraron el reboot de 'Los 4 Fantásticos'). 
Una vez estrenada la película, crítica y público se han enfrentado casi con la misma ferocidad que los dos héroes. La crítica la ha masacrado pero los fans de los comics originales han mostrado su apoyo. Mientras tanto, Warner Bros., productora del film, ha decidido pasar de polémicas puesto que está muy ocupada contando los millones de dólares que está recaudando el film...


¿De qué va?
Temiendo las consecuencias que las acciones de un superhéroe con poderes casi divinos podrían ocasionar si no están supervisadas, Batman (Ben Affleck) viaja a Metrópolis para enfrentarse a Superman (Henry Cavill), mientras el mundo se pregunta qué tipo de héroe necesita. Con Batman y Superman enfrentados entre sí, una nueva amenaza pronto cobra fuerza de manos del megalómano Lex Luthor (Jesse Eisenberg), poniendo a toda la humanidad ante un peligro nunca antes conocido.

La crítica
Después de rodar 'El Hombre de Acero' la elección de Zack Snyder como director de 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia' era lógica. Al igual que Michael Bay, parece no tenerle miedo a nada. Cuanto más grande sea el proyecto y más presupuesto disponga para gastar, más cómodo parece sentirse Snyder. Y él ha sido que finalmente se ha atrevido con el proyecto, aun a riesgo de ser masacrado por los fans de ambos superhéroes si el resultado final no les convencía, algo a lo que, por otro lado, está más que acostumbrado.


Pero proyectos de este calibre son platos de difícil preparación. Hay demasiados ingredientes y es difícil colocarlos en sus proporciones justas y equilibradas pero además, acabar haciendo algo que contente tanto al espectador que desconoce los comics como al más acérrimo lector de los mismos es una tare prácticamente imposible. 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia' casi lo consigue por momentos pero acaba engullido por su propia megalomanía.

La película es un espectáculo de principio a film. Visualmente perfecta y con una estética impecable, se nota que Snyder ha tenido muy en cuenta los comics originales, 'Batman, el regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller (1986) y 'La Muerte de Superman' de Dan Jurgens (1992), trasladando algunas de sus icónicas viñetas a imágen real.


El film funciona en su trama principal y más básica, la lucha entre los dos héroes y la aparición de un villano que desea su enfrentamiento más que nada en el mundo. Snyder maravilla con un inicio que enlaza perfectamente con 'El Hombre de Acero' y que equipara la destrucción que provoca la lucha final entre Superman y el General Zod prácticamente con los atentados del 11-S y presenta a un Ben Affleck que borra rápidamente todas las reservas que había provocado su elección como Bruce Wayne/Batman, haciéndose suyo el personaje.

Su Batman es el de Frank Miller, ya no sólo porque su traje es calcado al del cómic sino porque es un personaje que ya no está en su mejor momento, está agotado y al que le supone un esfuerzo extra el tener que enfrentarse a alguien como Superman al que sabe que no puede vencer.


Por su parte Superman se enfrenta no sólo con Batman sino que contra toda la Humanidad. Sus acciones han acabado por encender un debate en el que se le considera Dios y demonio a partes iguales cosa que permite darle más profundidad al personaje y ofrece la oportunidad a Henry Cavill de hacer brillar algo más su interpretación.


Éste debate es el que aprovecha Lex Luthor (Jesse Eisenberg) para hacer de las suyas, enfrentar aún más a los dos personajes y desesperar al espectador. Su trabajo en el film está rozando el límite del histrionismo permitido, porque el Luthor de Eisenberg no es el Luthor que conocemos sino que es una especie de versión preliminar del Joker. Es una decisión consciente y totalmente válida por parte de Snyder, quizás para unir aún más los universos de Batman y Supermán. 


Toda esta trama viene muy bien acompañada por la presencia de Wonder Woman, sensacional Gal Gadot, que aporta la dosis necesaria de misterio a la película. Su inclusión en el film está muy bien integrada, a pesar de que ya se ha rodado un film independiente donde se nos explicarán sus orígenes. Su participación en el desenlace del film, una vez la enigmática Diana Prince se revela como Wonder Woman no hace otra cosa que aportar un sople de aire fresco a la seriedad y dramatismo que ofrecen tanto Batman como Superman.


Hasta el momento la película avanza y convence. Pero los problemas se presentan cuando la narración empieza a detenerse para presentar de forma breve pero irregular al resto de personajes que integrarán 'La Liga de la Justicia'. Son necesarias sus intervenciones para obviamente justificar su posterior película conjunta pero la verdad es que están metidas con calzador e incluso algunas son bastante incomprensibles. Esto es algo de lo que peca en demasiadas ocasiones 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia' puesto que muchas de esas escenas suponemos que las entenderemos una vez hayamos visto las posteriores películas, pero ahora sólo consiguen lastrar la narración de lo que verdaderamente nos importa.

DC se ha caracterizado siempre por una carga más sombría de sus héroes, y eso se nota en la película. Snyder se esfuerza en dotar al film de una carga diríamos que hasta enfermiza y lo consigue pero ese esfuerzo queda borrado de un plumazo con algunas justificaciones de guión discutibles, algunas equivocadas (Doomsday, uno de los villanos emblemáticos de Superman está totalmente desaprovechado) y otras ridículas (la razón por la que Batman y Superman pasan de ser enemigos a amigos del alma es hasta vergonzosa).


Condensar en una sola película las historias individuales de Superman y Batman, unir sus universos y además introducir a La Liga de la Justicia era tarea harto complicada y el resultado final es irregular. El problema principal viene por las ganas que tienen Warner y DC Comics de imitar a su competidora Marvel a la hora de crear su propio universo cinematográfico. La primera piedra fue 'El Hombre de Acero', pero el verdadero impulso lo han dado con 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia' cuyo título deja entrever que lo verdaderamente importante está todavía por llegar, es decir, las películas de 'La Liga de La Justicia' en las que los principales superhéroes de DC unirán fuerzas y cuyo gérmen se planta aquí. Lo que parecen no entender es que Marvel dota a todas sus películas de una ligereza y cierta alegría que acaba por traducirse en películas mucho más frescas aunque también tal vez más rápidamente olvidables.


A pesar de su irregularidad 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia' es un entretenimiento destacable y sus 152 minutos de duración pesan menos en el espectador de lo que uno podría imaginar. Es problable que cuando se estrene en formato doméstico venga con una versión extendida con mucho más metraje, aunque tal vez lo deseable sería conseguir también una versión más ligera de la misma historia.

Información de más

  • Ben Affleck pidió si podía quedarse con su traje de Batman a lo que la productora le contestó que si desembolsaba 100.000 $ era todo suyo. Affleck se quedó finalmente con una foto.
  • Cuando los ejecutivos de Warner vieron un primer montaje del film, quedaron tan impresionados que decidieron que había que hacer más películas de Batman, ofreciéndole al propio Affleck la dirección del proyecto.
  • Tras acabar el rodaje de 'El Hombre de Acero', Henry Cavill mantuvo el mismo régimen y entrenamiento lo que le permitió doblar su masa muscular para 'Batman v. Superman. El Amanecer de la Justicia
  • Por su parte, Ben Affleck ganó 9 kg de músculo para interpretar a Batman. Su entrenamiento empezó el día después de que le confirmasen que había sido escogido para el papel.


Nota final: 7