Header Ads

NO RESPIRES, perseguidos por un ciego [Cine]

Después de tantísimos años y tantísimos exitos, cuesta cada vez más dar a luz a una película original y exitosa, sobretodo en el cine de terror. Si echamos una mirada atrás, vemos que tenemos cine para todos los gustos y colores, desde películas de asesinos en serie, hasta cintas con animales como el enemigo de los personajes de la obra. En esta ocasión, el director del remake de 'Evil Dead', Fede Alvarez, nos ha ofrecido una película con otro tipo de villano.
¿De qué va?

Rocky (Jane Levy), su novio Money (Daniel Zovatto) y Alex (Dylan Minette) planean el robo de un ex marine el cual recibió una fortuna por perder la visión en la guerra.

La crítica

‘No respires’ es una apuesta atrevida y original. ¿Quién pensaría que un invidente ex militar podría ser un antagonista de gran nivel? Además de Fede Alvarez, claro. La cuestión es que no se trata de un monstruoso animal o un humano super fuerte, esto es real (dentro de un contexto, obviamente) y podría llegar a ocurrir, no como Michael Myers.
La cinta que nos propone el director uruguayo juega con las ventajas e inconvenientes que tiene ser perseguido con alguien falto visión y que se mueve por su oído, olfato e instinto. Además, está muy bien preparado para el combate y eso le da cierta de ventaja. El resto de la cinta no sale de ahí vaya, los personajes son adolescentes con motivos para robar y poco más.

Con un punto de partida fijado, la película se monta sola, manteniendo en tensión constante al espectador sobre qué ocurrirá y cuál será el siguiente paso, con que nos sorprenderá el hombre ciego (no le llegan a nombrar por su nombre). Básicamente, no se trata de una cinta slasher en la que uno persigue y otros son perseguidos sin más, el antagonista juega con la ventaja de conocer el campo de batalla, sabe como moverse por él.
La cantidad de situaciones y escenas variadas es inmensa por diferentes motivos ¿si el hombre ciego dispara, falla y no se mueve el cadáver, como sabe que lo ha matado sin ponerse al descubierto? ¿Si las luces se apagan, quien tiene ventaja, los perseguidos o el que persigue? Con estas preguntas y muchas más juega el director a ver quien puede más, si el ciego o los ladrones.
Si a todo lo añadido sumamos la gran mano que pone Fede Alvarez a la hora de grabar la cinta, mostrando en cada plano lo que quiere que se vea. Sin la delicadeza que le da el director a la hora de grabarla, la cinta perdería muchísimo más.
Otro de los motivos por los que ‘No respires’ destaca por encima de la media es que la cinta pasa por diversas fases, sin decaer por completo. En este tipo de cintas suele haber una caída argumental notoria, en la que la película se precipita a un desenlace poco fortuito y que desmerece todo lo anterior, pues aquí esto no pasa. Es más, cuando creemos que el argumento flojea, los guionistas sacan su as bajo la manga y nos dan más motivos para seguir viendo la obra. No obstante, es cierto que si la cinta durase algo más la caída de argumento sería más notoria, el hecho de recortar a los 90 minutos (metraje más que de sobra para cintas del tipo) suma puntos a su favor.

Tal vez lo único que se le pueda retraer a la obra de Fede Alvarez, es la sensación de que a veces los personajes tengan capacidades sobrehumanas. No puede ser que una persona, después de las palizas que se llevan algunos personajes, aguante todo lo que aguanta en la cinta. O que el sentido de la orientación de alguien, solo por olfato y oído, sea tan brutal como para encontrar a alguien de esa manera. Es cierto que no es algo extremadamente exagerado como en películas como ‘Halloween’ y cia, pero son pequeñas cosas del genero que restan realismo si tratas de hacer una película más real.
Por todo ello, ‘No respires’, junto a ‘Nunca apagues la luz’, es una de las cintas de terror del año. Emana originalidad argumental y una muy buena puesta en escena, con un antagonista que no pasará desapercibido (o eso quiero creer) y un enfoque al cine de terror fresco.


Información de más
  • La película apenas tuvo un coste de 10 millones de dolares. Dos meses después de su estreno ya había obtenido 140 millones de beneficio.
  • Setephen Lang (el hombre ciego) tan solo tiene trece líneas en toda la cinta,
  • Stephen Lang usaba lentes de contacto que limitaban en gran parte su visión, especialmente en condiciones de poca luz. Los otros actores, en las escenas de menor luminosidad, usaban lentes que restringían enormemente su visión.
Nota final: 7

No hay comentarios